miércoles, 22 de octubre de 2008

el problema del telos

al buscar y ordenar las fotos para el post previo, recordé una conversación con un amigo, sociólogo él, en que yo le comentaba que una amiga en común, antropóloga ella, estaba terminando de escribir un artículo. 
empecé por decir que ella estaba escribiendo una cosa sobre telos. mi amigo, entusiasta, se confesó sorprendido por el interés de nuestra conocida en el tema y, acto seguido, se mandó con una serie de reflexiones -con sus respectivas digresiones- sobre aristóteles, santo tomás, la esencia, los fines y las causas últimas. el para qué y el destino final de las cosas, incluída una sugerencia de lectura para mi formación intelectual. en el primer minuto, lo escuché atentísima, esperando a ver en qué punto de la galaxia del conocimiento coincidían tan eruditas referencias con el escenario del mundano/velado erotismo limeño. no tarde en notar de qué se trataba todo. tenía dos opciones: o mi interlocutor era medio sordo o era bien falto de jeringa. 
- ejem... sobre telos... - interrumpí, toda educadita- o sea sobre hostales, hoteles -aclaré- no sobre teleología precisamente, ... una cosa medio etnográfica...
- ah, el aquí y ahora... -respondió, elegantísimo, mi amigo sociólogo.
creo que prometí no andar contando tamaño nerdismo (el anonimato conserva a salvo a mi amigo, en el supuesto, espero negado, que recuerde la conversa) pero recordé la anécdota ahora que veía estas fotos, que si bien no son directamente de telos, igual quería mostrar. 


hostal las 24 horas habitación diez soles
tras un operativo municipal de limpieza y ordenamiento de las calles circundantes y aledañas al mercado la chanchería (villa el salvador) este caballero, presunto chatarrero de oficio, se hace con las sobras de las decenas de fierros y paneles que con fines publicitarios fueron colocados en las veredas sin autorización y muy al guerrazo. en un mercado de esa envergadura, con tanta circulación de personas, no es una exquisitez, si no un asunto de seguridad, mantener despejada la vía pública y liberada la visual. guarda con los choros. y a la hora de correr, acuérdate de mesaredonda.

hostal ducha
el problema del “lote ausente” es que el poseedor especula con la plusvalía que generan los que viven efectivamente. y encima es descuidado con la fachada. 



3 comentarios:

Luis Alberto dijo...

Hola Teté, mira pues que coincidencia, yo he estado un poco averiguando sobre telos y he publicado este post: http://nadieescuchaanadie.blogspot.com/2008/10/hostales-gemidos-y-hacinamiento-alabado.html

¿¿De que estas Hecho?? dijo...

(y)

...



Muy interesante!!

=)

pasaré seguido a leerte!!


Saludos

Roberto dijo...

Paja!
Me gusta tu blog, tienes otro lector.